jueves, 8 de noviembre de 2012

La Oración.

El presidente de los Estados Unidos lo hace, el primer Ministro de Israel lo hace, el Presidente del pueblo Palestino lo hace y la reina de Inglaterra lo hace. Los Judíos lo hacen, los hindúes lo hacen, los budistas lo hacen, los cristianos lo hacemos, todos lo hacemos. Pocos están seguros de que funciona y muy pocos creen que es necesario ¿Qué es?

                                                                                   Orar
La Oración
La oración puede ser designada como el primer producto global de la religión. No importa cuan diversas puedan ser las religiones del mundo, la oración es un ritual y practica común que todos adoptan. La oración es el neutralizador de la religión.
Aun así, la oración es la práctica más elusiva y malinterpretada entre los adeptos religiosos. Entender la oración es el deseo del corazón de todo hombre;  incluso los paganos desean conectarse con lo divino y hallar consuelo, acceso y resultados. Pero entenderla lleva trabajo.

+++++++
Era el primer día después de hacer el compromiso personal de seguir la fe cristiana y aprender de los caminos de Jesucristo. Thomas estaba asustado de ver solo unas cuantas personas en el gran edificio que tan solo unos días atrás estaba colmado de adoradores dedicados.
“¿Dónde están todos?” Preguntó Thomas mientras sus ojos observaban el mar de sillas vacías en el auditorio.
“No estoy seguro”, contestó Cory, “pero esto es normal todos los lunes para la reunión de oración nocturna”.
“Pero ayer había miles de personas adorando colectivamente”, dijo Thomas, con una mirada desconcertada. “¿No oran? Yo pensaba que todos los cristianos oraban. ¿Por qué no están aquí? ¿Por qué no vienen a la reunión de oración al igual que asisten regularmente al servicio de adoración?
Cory sabia que no podía contestar bien las preguntas mentales de Thomas como para satisfacer su pasión por la verdad. Así es que decidió explicar su perspectiva del porque el servicio de oración de cada iglesia en la ciudad era el mas pequeño y el menos concurrido de los servicio.
“Creo que es porque muchos de ellos no han tenido una buena experiencia con este asunto de la oración”, dijo Cory. “Toda la propaganda y las promesas agregadas a la oración no parecen funcionar para la mayoría de ellos, así es que ellos evitan la experiencia negativa. ¿Porque viniste tú? ”
“Pienso que vine porque creo que si funciona”, respondió Thomas, “Pero no se porque ni como. Pero para estar seguro quería experimentarlo”

+++++++

Situaciones similares se repiten en todo el mundo en una multitud de ambientes religiosos. La pregunta aquí es ¿Por qué? ¿Por qué tantos evitan la oración? Probablemente sea porque el espíritu humano odia el fracaso y las desilusiones. Es como poner una moneda en una maquina de sodas que no tiene ni un solo refresco. Usted espera frente a ella, cada vez se frustra mas, hasta finalmente le da un puntapié y se aleja. Pero usted ya nunca mas trata de usar esa maquina. Es exactamente así como muchas personas se sienten acerca de la oración. Ellos pusieron demasiadas monedas de oración y recibieron muy pocas respuestas satisfactorias.

¿Por qué pareciera que la oración no funciona? Para responder esta pregunta debemos primero entender la fuente, los principios, el origen y el propósito de la oración. ¿Qué es la oración? ¿Por qué es necesaria la oración? ¿Cómo debemos orar? ¿Por qué debemos orar a Dios en el nombre de Jesús? ¿Por qué la oración no siempre es contestada de la manera que esperamos? ¿Cuando debemos dejar de orar? ¿Qué papel juega la fe en el proceso de oración? ¿Tenemos que “calificar” para poder orar? ¿Afecta o cambia el destino la oración?
Las preguntas continúan elaborándose y yo sé que usted probablemente podría añadir muchas mas a la lista. Sin embargo, estas preguntas solamente indican la tremenda confusión y mala interpretación que rodea a la oración.

De manera que, ¿Cómo debemos entender la oración? Recuerdo las muchas veces que asistí a los servicios de oración e incluso mientras oraba me preguntaba si valía la pena o si realmente funcionaba la oración. Hubo ocasiones cuando lo hice por inercia; aun siendo un líder cristiano participaba sin fe en el mismo acto de la oración.

Estoy seguro de que mis luchas con el tema de la oración no son solamente mías. He observado con innumerables individuos quienes también han luchado con este tema. Algunos todavía luchan por entender su práctica y creer en su validez.

No fue hasta que yo mismo entendí el principio del propósito y la fidelidad que comencé a concebir la naturaleza, filosofía y fundamento del concepto de la oración y, comencé a experimentar el poder y los resultados positivos de la oración  en mi propia vida.
Publicar un comentario