lunes, 1 de abril de 2013

Josías y la ley de la Victoria.

Los lideres encuentran la forma para que su equipo gane. (2 Crónicas 34.3, 35.19).

A los ocho años de su reinado, siendo aún muchacho, comenzó a buscar al Dios de David su padre; y a los doce años comenzó a limpiar a Judá y a Jerusalén de los lugares altos, imágenes de Asera, esculturas, e imágenes fundidas. 2 Crónicas  34.3
Josías el niño Rey.

¿Alguna vez te has preguntado que es lo que separa a los lideres victoriosos de los que sufren la perdida?¿ Que se necesita para ser un líder triunfador? Los lideres victoriosos tienen una discapacidad para aceptar la derrota. Cualquier alternativa que no sea ganar es totalmente inaceptable para ellos, por lo tanto, analizan que se tiene que hacer para obtener la victoria e inician la trayectoria con todo lo que tienen a su disposición.

Los lideres que practican la ley de la Victoria creen que cualquier cosa menor al éxito es inaceptable. Ellos no tienen un plan B y eso es lo que los mantiene luchando. Ganar es un trabajo interno. El equipo que logra la victoria es aquel que primero gana sus batallas internas. Y el primero que debe enfrentar y ganar esas batallas internas es el líder.

Logrando la victoria personal
¿Como gana un líder la victoria sobre si mismo? Considera como lo hizo Josías:
  1. El se mantuvo abierto y dispuesto a aprender. Los lideres se mantienen dispuestos a aprender y abiertos al cambio se colocan automáticamente en posición de ganar. Josías demostró esa clase de de apertura y disponibilidad para aprender. A sus 16 años, en lugar de tratar de convencer a los demás de que él lo sabia todo, se humilló a si mismo, se separó de los malos caminos de su arrogante padre y buscó a Dios.
  2. Removió los obstáculos que él ya tenia desde el pasado. De una u otra forma, un líder tiene que ganar las batallas de sus problemas pasados. Para Josías  la gran batalla tuvo que combatir fue la adoración a los ídolos, un problema que venia desde los tiempos del rey Salomón  Él valerosamente barrió con todos los ídolos en los problemas del pasado. Estos pueden ser: tradiciones deficientes, jugadores incompetentes que necesitan ser despedidos, errores de juicio, o pecados escondidos. Sea lo que sea, debes encontrar el valor para enfrentarlos y resolverlos.
  3. El se dio cuenta de lo que necesitaba dar y lo dio  La victoria trae consigo un costo personal. Para Josías, eso significaba reparar el templo y re instaurar la pascua. De sus propias riquezas, él dio treinta mil corderos y cabritos y tres mil cabezas de ganado para ser sacrificados. (2 Cron. 35.7,18).
  4. Él reconoció cual era la llave de la victoria. Todo líder debe encontrar la llave de la victoria. Para Josías fue el arrepentimiento. Luego que el Libro de la Ley fue descubierto y leído  él se arrepintió genuina mente de sus propios pecados y de los de su pueblo. Después incitó a sus compatriotas a hacer lo mismo. Toda situación de Liderazgo contiene una llave para la victoria. Si tu eres el líder  debes encontrarla y usarla.
  5. Él mantuvo un compromiso personal para tener éxito  La gente nunca estará mas comprometida que su líder  El compromiso de Josías inspiro al pueblo a ser fiel a pesar de los deseos malos que tenían de su historia (2 Cron. 34.31). Si los miembros de una organización descubren que ellos tienen un mayor compromiso que los lideres, ellos buscaran otra organización con otro líder.


Publicar un comentario en la entrada