lunes, 7 de enero de 2013

La Motivación del líder y su visión personal.

Habló todavía Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy JEHOVÁ. Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me dí a conocer a ellos. Éxodo 6:2-3.

Dios sabia que Moisés necesitaba ser motivado para que pudiera hacer bien la tarea encomendada. Éxodo 6 hace un recuento de como Dios avivó su visión de libertar al pueblo de la esclavitud. Dios se reveló de una forma diferente, dándole a Moisés su nombre personal, Jehová (v. 2,3) algo que nunca hizo con Abraham, Isaac o Jacob. Dios motivó a Moisés a atravez de una visión muy personal.

Moisés abriendo el mar rojo para que el Pueblo de Israel pase.
Los líderes, realmente, pueden aprender los unos de los otros, pero cuando de trata de cumplir una visión  todos necesitamos un encuentro personal con Dios y una visión personal que concuerde con quienes somos.

Los líderes necesitan una visión que sea:
  1. Personal (que le pertenezca al líder), que sea personal y que Dios te la haya dado.
  2. Practica (que satisfaga una necesidad relevante) una necesidad mostrada por Dios para suplir a su pueblo.
  3. Posible (que concuerde con sus dones).
  4. Paralela (que complemente su pasión y su personalidad). 
  5. Portátil (Que pueda ir con ellos). Donde Dios te mande ira la visión contigo.
  6. Poderosa (que los agrande para que puedan lograr mas de lo que ellos pudieran hacer por ellos mismos).
  7. Provechosa (que dé resultados)
  8. Placentera (que traiga satisfacción y realización)
  9. Con propósito (que cumpla la misión que Dios le ha encomendado).
  10. Providencial (que provea un destino divino).
Dios te ha llamado con un propósito especifico y claro para llevar a cabo la visión y misión que el te ha dado.
Por John Maxwell La Biblia de Liderazgo.
Publicar un comentario en la entrada